lunes, 4 de marzo de 2013

Una sorpresa muy dulce.


A mediados de febrero, mi grupo de amigos ( ¡Vivan los papaya!) decidimos hacerle una fiesta sorpresa a la ojazos del grupo, nuestra queridísima Alba.


 

El año anterior habíamos ido a despertarla con churros y chocolate, y este año teníamos que superarnos, así que le preparamos un “fiesta sorpresa”.

¡Todo lleno de lunares y cosas rosas!, dijo Selene.
Y no es para, menos, pues estáis viendo a una bailarina de flamenco de los pies a la cabeza, vamos, una artista´.

Montamos un taller en mi casa de repostería, nos tendríais que haber visto, todos allí colaborando, uno haciendo Mickeys (¡Qué bien quedaron Sele!), otro recortando lunares, y el que podía metía la mano sin que se viese en el chocolate.

JAJAJAAJAJA

Una odisea.

Pero bueno, vamos a lo que vamos, le preparamos lo siguiente.

Un ramo de rosas de chuches:


Una cajita de cakepops y piruletas de Mickey
 





Y una preciosa tarta, vamos, como la cumpleañera:




Y…….
Aquí estamos todos!!!!!!!!!



Ahora vamos con la receta:

Para la tarta:

Ingredientes:

·          240 ml piña en lata cortadita.

·          750gr de zanahoria rallada.

·          315 g de harina.

·          14 g de levadura.

·          10 gr de bicarbonato.

·          5 gr de nuez moscada.

·          227 gr de mantequilla.

·          250 gr azúcar moreno.

·          4 huevos.

·          10 ml de vainilla pura.

·          120m,l de leche a temperatura ambiente.

 

Preparación:

Primeramente, precalentamos el horno a 180º y untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla.

Cortamos la piña en trocitos muy pequeños y bien escurrida, luego pelaremos las zanahorias y las rallaremos.

Comenzamos echando en un bol grande todos los ingredientes secos, dícese la harina, la nuez moscada, la levadura y el bicarbonato. Cuando lo tengamos todo, lo removemos para que quede bien mezclado.

Ahora cogemos la batidora y vamos echando a la mezcla de ingredientes secos los huevos. Para ello debemos hacerlo de uno en uno y no incorporar el otro hasta que esté bien mezclado, cuando estén los cuatros batimos unos dos minutos más y dejamos este bol aparte.

Ponemos la mantequilla en otro recipiente y lo batimos unos cinco o seis minutos, hasta que veamos que la masa empieza a blanquearse, cuando ocurra esto, incorporamos el azúcar moreno y el extracto de vainilla poco a poco.

¡Ya nos queda poco, no os preocupéis!

En otro recipiente mezclamos la leche a temperatura ambiente con la zanahoria que anteriormente habíamos rallado y la piña.

Ya tenemos todo hecho, ahora solo nos queda mezclarlo que será de esta manera: En el bol de la mantequilla y el azúcar echaremos un tercio del bol de los ingredientes secos, cuando lo hayamos mezclado con las varillas, echamos la mitad de la mezcla de leche y zanahoria, piña, y mezclamos más, otra de ingredientes secos, otra de leche + zanahoria y la última de seco.

En resumen, tenemos que echar en tres veces sobre nuestra mantequilla con azúcar la harina y demás, a lo que llamamos ingredientes secos, y por otra parte, este solo en dos veces, la mezcla de leche, piña y zanahoria.

BOL DE MANTEQUILLA

Echamos

INGREDIENTES SECOS (1/3)

Batimos, Echamos

LECHE+ ZANAHORIA, PIÑA (1/2)

Batimos, Echamos

INGREDIENTES SECOS (2/3)

Batimos, Echamos

LECHE+ ZANAHORIA, PIÑA (1/2)

Batimos, Echamos

INGREDIENTES SECOS (3/3)



Ahora, solo nos queda poner nuestra deliciosa mezcla en el molde y a cocer unos 45 minutos, solo abajo y a 180 grados.

Para el relleno, hice buttercream de vainilla, que estaba de muerte, yo hice un pelín mas de la receta que os voy a poner ahora, porque luego le hice el degrado, que también os explicaré en un plis J

Para el relleno:

Ingredientes:

·         375 gr de mantequilla cortada en daditos y la cual habremos sacado fuera de la nevera unas dos horas antes de hacer el buttercream.

·         475 gr de azúcar glass.

·         45 ml de leche.

·         15 ml de extracto de vainilla.

Instrucciones

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee, esto serán unos cinco minutos largos.

Echar la leche y el extracto de vainilla y seguimos dándole a las varillas otros cinco minutos.

Y no os lo creeréis, pero………. YA ESTÁ

 

Montaje de la tarta:

Cortamos el bizcocho riquísimo de zanahoria y piña en tres pisos o dos o cuatro, lo que os apetezca, pero pensad que si es grande y le metéis muchos pisos va a ser una tarta ultra-contundente.

Y ahora ponemos, capa de bizcocho, capa de buttercream de vainilla. Recordad que la de arriba del todo, si luego queréis cubrirla de fondant, o nata o buttercream de colores en degradado como hice yo, tenéis que cubrir el piso de arriba también de buttercream.

Para la decoración de fuera yo utilicé un video de mi blog preferido:

 

 




 
Y hasta aquí la receta de hoy, agardeceros la paciencia por haber leído toda esta largaaaa receta y espero que os salga genial.
PD: Tengo los mejores amigos del mundo!!!!! Ale, que os quiero mis papayas!!
 
Esther B.